Depresión

Portada » Depresión
Depresión 2017-04-12T16:16:38+00:00

DEPRESIÓN

depresiónEs normal que ocasionalmente, experimentemos sentimientos de melancolía o tristeza, que se extienden durante un breve espacio de tiempo. Sin embargo, la aparición de depresión patológica produce una interferencia acusada en nuestra vida diaria, experimentando dolor en nosotros y los que nos rodean, por lo que se considera una enfermedad común y grave. En numerosas ocasiones, las personas que padecen depresión no buscan tratamiento, sin embargo, los tratamientos actuales basados en psicofármacos y psicoterapia, pueden tratar los síntomas depresivos y permitir a quien la padece, salir hacia un estado de ánimo más equilibrado, restituyendo su día a día.

          “Me resulta tremendamente complicado levantarme por las mañanas, solo deseo esconderme bajo las sábanas y no hablar con nadie. He perdido el apetito y bastante peso. Nada me parece divertido. Me siento cansada la mayor parte del tiempo y no logro dormir bien. Me sentía impotente, con una sensación de que nada iba a mejorar ni cambiar”

      Las personas con problemas de depresión no experimentan exactamente los mismos grupos de síntomas. La severidad, frecuencia y duración de los síntomas varían dependiendo de la persona y las características de la depresión. Aún a pesar de estas diferencias, existen un conjunto de síntomas que ayudan a detectar la presencia de un episodio depresivo. Está consensuado que, para diagnosticar la presencia de depresión, se den al menos, cinco de los siguientes síntomas, aunque, como hemos comentado, existen diferencias entre estos síntomas en función de las características personales y la naturaleza de la depresión:

Signos y síntomas incluidos:

  • Tristeza persistente, ansiedad o sentimientos de vacío.
  • Desesperanza o pesimismo
  • Sentimientos de culpa, inutilidad o impotencia
  • Irritabilidad, inquietud
  • Pérdida de interés en actividades o pasatiempos que antes eran placenteros, incluyendo el sexo
  • Fatiga o pérdida de la energía
  • Dificultad para concentrarse, recordar detalles y tomar decisiones
  • Insomnio o exceso de sueño
  • Comer en exceso o pérdida del apetito. Aumento o pérdida de peso sin hacer dieta.
  • Pensamientos de suicidio, intentos de suicidio
  • Dolores o molestias, dolores de cabeza, calambres o problemas digestivos que no se alivian incluso con tratamiento.

Además del tratamiento farmacológico, la psicoterapia aporta tratamientos eficaces para el tratamiento de la depresión mayor, dentro de las cuales, la terapia cognitivo conductual es de elección. Con esta terapia se ayuda a las personas con depresión a reestructurar los patrones de pensamientos negativos, lo que permite una nueva interpretación de su entorno y las relaciones con los demás, de una forma más realista y positiva. Por otra parte, permite detectar aquellos factores que actúan como disparadores de un estado de ánimo depresivo, permitiendo de esta forma cambiar comportamientos que empeoran su estado de ánimo.

MINDFULNESS Y DEPRESIÓN

Mindfulness y depresionLa terapia cognitiva basada en la conciencia plena o mindfulness (Mindfulness-based cognitive therapy, MBCT) es una variante de la terapia cognitivo conductual en formato grupal, diseñada específicamente para la prevención de recaídas o recurrencias en aquellas personas que han sufrido episodios depresivos recurrentes. Se desarrolla en 8 sesiones grupales de frecuencia semanal y dos horas de duración, centradas en la detección y el desarrollo de habilidades para hacer frente a las sensaciones corporales, pensamientos y sentimientos asociados a las recaídas. Este tratamiento viene avalado por el NICE (National Institute for Health and Clinical Excellence) del Reino Unido, que desde 2004 recomienda la aplicación de esta terapia, proporcionando a los pacientes un recurso adicional a dónde apelar para el tratamiento integral de la depresión (http://www.nice.org.uk/guidance/cg90). En España, las guías de práctica clínica del sistema nacional de salud, se han hecho eco de los resultados obtenidos en diversos estudios controlados y meta-análisis, incluyendo este programa dentro del grupo de terapias cognitivo conductuales con evidencia empírica, las cuales están recomendadas para el tratamiento de la depresión. Sus efectos preventivos inciden de manera más clara, en personas con un trastorno más cronificado (tres o más episodios previos: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21802618).